Escudo

En el año 2019, cuando se eleva de Diócesis a Arquidiócesis de Florencia, se crea este nuevo escudo que representará este paso Eclesial al servicio de la Iglesia. A continuación se describen sus principales elementos.

FLOR_Mesa de trabajo 1.png

El rosetón en color azul y destellos verdes, herencia del escudo de la Diócesis de Florencia, es el signo mariano que reconoce la presencia de la Santísima Virgen María en la continua misión de la Iglesia. El fondo amarillo, significa la riqueza mineral con la que el Creador ha bendecido estas tierras.

Parallel Lines

El signo del sol representa a Jesús Eucaristía. Las letras, en rojo, IHS (Jesús Hombre Salvador), monograma de Cristo; encima de la letra “H” se halla una cruz; en la punta, los tres clavos en negro, signos de la pasión redentora del Señor. Este emblema está en comunión con el escudo de Su Santidad, el Papa Francisco, creador de la Arquidiócesis. El fondo azul representa las fuentes hídricas que bañan los vastos territorios de la Amazonía.

SOL_Mesa de trabajo 1.png
FINAL PALO_Mesa de trabajo 1.png

La cruz doble, manifiesta la dignidad arzobispal que caracteriza la Provincia Eclesiástica, de la cual se desprende la división tripartita del mismo. Posee cinco piedras verdes. El número cinco en la Sagrada Escritura tiene la connotación de cantidad indeterminada.

 

En el escudo simboliza la presencia pluriétnica y pluricultural de los pobladores de la región, que con su diosincracia enriquecen la vida y la cultura de estos territorios.

La corona indígena es emblema propio del Amazonas. Contiene 7 plumas que forman la apariencia de una mitra episcopal. Las 3 plumas principales, representan las diócesis sufragáneas y la sede metropolitana; las restantes, a los 4 vicariatos que están en comunión con la arquidiócesis. Los colores de las plumas significan la diversidad humana y cultural, la flora y la fauna. La forma de mitra que posee la corona, manifiesta el ser y el quehacer de la Iglesia, que con sus misioneros. El fondo blanco, refleja el anhelo continuo de paz.

CORONA_Mesa de trabajo 1.png

“Ut unum sint” que del latín traduce “Que todos sean uno”, es la frase bíblica tomada del Evangelio de San Juan 17,21 en la que se consigna el vivo deseo de la comunión de las iglesias, voluntad del mismo Señor en la búsqueda de la unidad de los creyentes y objetivo específico en la creación de una provincia eclesiástica.